EL MEJOR PRECIO DISPONIBLE CON ENVÍO GRATUITO INCLUIDO, SÓLO HASTA SEPTIEMBRE

Vaginosis Bacteriana: qué es y su tratamiento

El término Vaginosis Bacteriana puede asustar, pero hace referencia a un trastorno muy común que puede tratarse fácilmente. Si sufres una vaginosis bacteriana recuerda que no estás sola. La vaginosis bacteriana es la causa más frecuente de infección vaginal en mujeres en edad fértil.

1. Qué es la Vaginosis Bacteriana

La vaginosis bacteriana (VB) es una infección causada por una cantidad excesiva de bacterias que se encuentran naturalmente en la vagina. Esta infección puede causar síntomas que veremos más adelante en el punto de los síntomas de la VB. Las mujeres que se encuentran entre los 15 y 44 años son más propensas a padecer vaginosis bacteriana, pero esta puede afectar a mujeres de cualquier edad. No se entiende por completo la causa, pero ciertas actividades, como las relaciones sexuales sin protección o las duchas vaginales frecuentes, aumentan el riesgo.

Las mujeres que se encuentran entre los 15 y 44 años son más propensas a padecer vaginosis bacteriana, pero esta puede afectar a mujeres de cualquier edad. No se entiende por completo la causa, pero ciertas actividades, como las relaciones sexuales sin protección o las duchas vaginales frecuentes, aumentan el riesgo.

vaginosis bacteriana tratamiento

2. Síntomas de la Vaginosis Bacteriana

Algunos de los signos y síntomas de la vaginosis bacteriana son:

  • Olor desagradable (olor a pescado)
  • Flujo vaginal acuoso
  • Flujo vaginal grisáceo o blanquecino
  • Empeoramiento de los síntomas anteriores tras las relaciones sexuales o durante la menstruación

La vaginosis bacteriana no siempre muestra síntomas, por eso, muchas personas no saben que sufren de esta infección. A veces los síntomas son irregulares o tan leves que ni se notan.

Aún habiendo mencionado todo lo anterior, el síntoma principal de la VB es tener un flujo vaginal ligero (acuoso) y abundante, con un fuerte olor a pescado. El flujo puede llegar a ser blanco, gris denso, verdoso y/o espumoso. El olor a pescado suele aparecer más después de tener sexo vaginal.

También puedes sentir picores o ardor al orinar, sin embargo, muchas personas no sienten irritación ni incomodidad.

3. Causas de la Vaginosis Bacteriana

La vaginosis bacteriana es causada por un crecimiento en la cantidad de un tipo de bacteria que existe naturalmente en la vagina. Normalmente, la cantidad de bacterias «buenas» (lactobacillus) es mayor que la cantidad de bacterias «malas» (bacterias anaerobias). Si ocurre el caso de que hay demasiadas bacterias anaerobias, puede alterar el equilibrio natural de los microbios en la vagina, lo que lleva a la vaginosis bacteriana.

Otra de las causas de la VB más frecuente, es la bacteria llamada Gardnerella vaginalis que es el tipo de bacteria más común que hay en la vagina.

3.3. Factores de Riesgo de la Vaginosis Bacteriana

Cualquier cosa que cambie el equilibrio natural del pH de tu vagina puede hacer que el equilibrio en tus bacterias se altere y causar una infección vaginal, convirtiéndose en un factor de riesgo. Los principales factores de riesgo de la VB son estos:

  • Carencia o falta natural de bacterias buenas (lactobacillus): Si tu ambiente vaginal natural no produce suficiente cantidad de buenas bacterias denominada lactobacillus, es más probable que se produzca una VB.
  • Duchas Vaginales: Lavar la vagina con agua o un producto limpiador (duchas vaginales) cambia el equilibrio natural de la vagina. Esto puede llevar a un aumento excesivo de bacterias anaeróbicas (malas) y causar VB. No necesitas las duchas vaginales ya que la vagina se limpia sola.
  • Tener múltiples parejas sexuales o una nueva pareja sexual: La vaginosis bacteriana no está considerada una enfermedad de transmisión sexual. Sin embargo, los médicos no entienden completamente la relación entre la actividad sexual y la VB, pero tener relaciones sexuales con una nueva pareja sexual o con varias parejas aumenta el riesgo de contraer VB. Las mujeres que tienen actividad sexual con mujeres también desarrollan vaginosis bacteriana con una mayor frecuencia.

A veces, la actividad sexual puede causar esta infección vaginal porque los químicos naturales en los genitales de tu pareja pueden afectar el equilibrio de la vagina y hacer que las bacterias crezcan más de lo normal. La vaginosis bacteriana no es una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

4. Vaginosis Bacteriana en el Embarazo

Las mujeres pueden tener vaginosis bacteriana en el embarazo, lo que puede llegar a provocar un parto prematuro o pretérmino.

El parto prematuro o pretérmino es una de las complicaciones que pueden causar la mortalidad y discapacidad en los neonatos. La VB puede llegar a generar una respuesta inflamatoria en el feto, pero ¿cómo puede llegar a ser la vaginosis bacteriana la causante de partos prematuros?

La vaginosis bacteriana en el embarazo puede provocar la colonización de la placenta y generar la inflamación del feto. Esta respuesta por parte del feto puede llegar a dar lugar a un parto prematuro, lesiones y complicaciones poniendo en riesgo su vida.

Según investigadores de la revista de la Sociedad Estadounidense de Microbiología (mBio), nos indica que si estas infecciones son tratadas al principio del embarazo con probióticos se podría prevenir el parto prematuro y las consecuencias inflamatorias que presentan los bebés prematuros.

5. Tratamiento de la Vaginosis Bacteriana

El Dr. Félix Lugo comparte 5 consejos para ayudarte a tratar la vaginitis y vaginosis bacteriana

La vaginosis bacteriana es fácil de curar con antibióticos (ya sea en pastillas para tomar, en geles o cremas para aplicar en la vagina) en la mayoría de casos. Hay diferentes antibióticos para tratar la vaginosis bacteriana, pero los más utilizados son el metronidazol y la clindamicina.

Los antibióticos son efectivos, pero tienen un lado oscuro con que el que tienes que tener cuidado. Son muy buenos eliminando bacterias anaerobias (malas) como también las buenas (lactobacilus), esto puede llevar a tener unos niveles de flora vaginal aún más bajos teniendo como consecuencia una disminución en tu fertilidad.

6. Tratamiento de la Vaginosis Bacteriana con Probióticos

Llegan los probióticos a tu rescate con el objetivo de ayudarte a combatir la vaginosis bacteriana. Como te hemos contado antes desde la revista de la Sociedad Estadounidense de Microbiología recomiendan los probióticos para el tratamiento de la VB.

Pero ¿cómo? Es muy sencillo, cuando los niveles de bacterias buenas descienden las bacterias malas ocupan su lugar, provocando la VB. Gracias a la ingesta de probióticos orales puedes volver a recuperar los niveles de lactobacillus y de esta forma no dejar espacio a las bacterias anaerobias (malas).

Tenemos 3 fases muy bien diferenciadas con necesidades diferentes:

6.1. Nos centramos en mejorar tu fertilidad

Fertybiotic Mujer es el primer nutracéutico que te ayudará a tratar y prevenir la vaginosis bacteriana entre otras infecciones gracias a los 3 probióticos que incorpora, también te ayudará a mejorar la calidad de tus ovocitos (fertilidad). Fertybiotic Mujer Plus es similar pero destinado específicamente a mujeres con Síndrome de Ovario Poliquístico.

6.2. Favorecemos la implantación del embrión

FertyBiotic Balance te ayuda a mantener una microbiota ideal para la prevención de la vaginosis bacteriana y la implantación embrionaria, contribuyendo a la mejora de resultados en fertilidad.

6.3 Te acompañamos en todas las fases del embarazo y lactancia

Por último queremos hablarte de FertyBiotic Embarazo, un probiótico oral que te ayudará a combatir la vaginosis bacteriana durante todas las etapas del embarazo. Además conseguirás reducir la probabilidad de malformaciones en el feto y de los partos prematuros.


Bibliografía

WomensHealth.com

cdc.gov

www.medineplus.com

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

También te puede interesar

Fecundación In Vitro: qué es y su proceso

La fecundación in vitro (FIV) es un técnica de reproducción asistida que tiene la finalidad de ayudar a las mujeres …

Inseminación Artificial: qué es y cómo se hace

Los procesos de reproducción asistida pueden parecer similares y a la vez diferentes entre sí. Todos ellos están pensados para …

Principales causas de infertilidad

Principales causas de infertilidad

Son muchas las posibles razones por las que el embarazo natural puede no llegar. Sin embargo, existen una serie de motivos que son más comunes y de los que hablaremos en profundidad en el artículo de hoy.

Technicas

Técnicas de reproducción asistida

La reproducción asistida es la parte de la medicina que ayuda a la procreación cuando ésta no llega de forma natural. Existen principalmente dos técnicas de reproducción asistida: la inseminación artificial y la fecundación in vitro. La diferencia principal entre ambas radica en el grado de asistencia o ayuda que suponen en relación al proceso natural de concebir.

FERTILIDAD FEMENINA:

FERTILIDAD FEMENINA: ¿Qué es y cómo se mide?

La fertilidad es la capacidad de los seres vivos para reproducirse y dar lugar a un nuevo ser. Entendemos que una mujer es fértil o tiene un estado de fertilidad adecuado cuando tiene las aptitudes necesarias para la procreación.