EL MEJOR PRECIO DISPONIBLE CON ENVÍO GRATUITO INCLUIDO, SÓLO HASTA OCTUBRE

FERTILIDAD FEMENINA: ¿Qué es y cómo se mide?

La fertilidad es la capacidad de los seres vivos para reproducirse y dar lugar a un nuevo ser. Entendemos que una mujer es fértil o tiene un estado de fertilidad adecuado cuando tiene las aptitudes necesarias para la procreación.

La fertilidad viene principalmente determinada por el aparato reproductivo, por ello, para poder hablar de fertilidad, es importante entender cómo funciona el sistema de reproducción femenino.

¿Cómo funciona el aparato reproductor de una mujer?

Para ellos, vamos a organizar este sistema en tres partes, todas ellas fundamentales para lograr el embarazo natural.

  • Ovario: es la estructura donde maduran los óvulos. La cantidad de óvulos que tiene una mujer viene definida en su nacimiento y, desde la pubertad, ese conjunto de óvulos inmaduros va madurando en las sucesivos ciclos menstruales. Dicho de otro modo algo más frío, el ovario es un almacén de óvulos inmaduros y no una fábrica. Desde la pubertad hasta la menopausia, los óvulos inician un camino de maduración que termina en lo que conocemos como ”ovulación” que no es más que la salida del óvulos maduro del ovario hacia las trompas de Falopio.
  • Trompas de Falopio. En las trompas es donde tiene lugar la unión de óvulo y espermatozoide para dar lugar al embrión. Este proceso se conoce como “fecundación”.
  • Útero. Tras la fecundación en las trompas, el embrión desciende hasta el útero, implanta en él e inicia las sucesivas divisiones embrionarias para la formación de la placenta y el desarrollo fetal.

Considerando estos tres órganos o partes funcionales de la mujer, podemos decir que, desde el punto de vista femenino, para que pueda lograrse una gestación evolutiva, es necesario:

  • Que los óvulos sean de calidad y maduren correctamente.
  • Que se produzca la ovulación.
  • Que las trompas de Falopio permitan el paso de los espermatozoides y la fecundación.
  • Que el útero tenga la consistencia y aspecto adecuados para la implantación embrionaria.

¿Cómo es estudia la fertilidad femenina?

El aparato reproductor de la mujer está regulado por hormonas. Una correcta liberación hormonal es lo que marca la maduración y ovulación ovárica en el momento determinado así como el crecimiento del útero para que éste se pueda comunicar con el embrión y ocurra la implantación.

Por tanto, la forma que tenemos de medir el funcionamiento del sistema reproductivo y la fertilidad de la mujer es a través del estudio de sus hormonas. También, es fundamental analizar el estado de las trompas de Falopio y del útero.

Las principales pruebas que existen para estudiar la fertilidad femenina son:

  • Análisis hormonal. En torno al tercer día del ciclo, considerando que el día 1 es el día en que baja la regla, se hace una extracción de sangre para medir las hormonas FSH, LH, estradiol y prolactina. También se analizan otras hormonas relacionadas con la fertilidad como la progesterona, en día 21 del ciclo, o la hormona antimulleriana.
  • Permeabilidad de las trompas de Falopio. Para confirmar que las trompas están libres y permiten la fecundación en su interior, se realiza una prueba conocida como Histerosalpingografia.
  • Ecografía vaginal. Otra prueba necesaria para estudiar si una mujer puede lograr el embarazo natural es hacer una ecografía vaginal en la que podamos analizar el estadio del ovario y la reserva ovárica así como estudiar el útero y la posible aparición de pólipos, miomas o quistes que puedan interferir.
    Todas estas pruebas deben ser analizadas por un especialista para poder determinar, en función de los resultados, el estado de fertilidad de la mujer. Debemos tener en cuenta que todavía hoy siguen existiendo diversos aspectos de la fertilidad que la medicina reproductiva no conoce.

Por último, no debemos olvidar que la procreación es cosa de dos y, por tanto, también se debe estudiar la fertilidad masculina cuando una pareja quiere saber sus posibilidades reproductivas. En el próximo artículo hablaremos de esto con más detalle.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

También te puede interesar

Fecundación In Vitro: qué es y su proceso

La fecundación in vitro (FIV) es un técnica de reproducción asistida que tiene la finalidad de ayudar a las mujeres …

Inseminación Artificial: qué es y cómo se hace

Los procesos de reproducción asistida pueden parecer similares y a la vez diferentes entre sí. Todos ellos están pensados para …

Principales causas de infertilidad

Principales causas de infertilidad

Son muchas las posibles razones por las que el embarazo natural puede no llegar. Sin embargo, existen una serie de motivos que son más comunes y de los que hablaremos en profundidad en el artículo de hoy.

Technicas

Técnicas de reproducción asistida

La reproducción asistida es la parte de la medicina que ayuda a la procreación cuando ésta no llega de forma natural. Existen principalmente dos técnicas de reproducción asistida: la inseminación artificial y la fecundación in vitro. La diferencia principal entre ambas radica en el grado de asistencia o ayuda que suponen en relación al proceso natural de concebir.