EL MEJOR PRECIO DISPONIBLE CON ENVÍO GRATUITO INCLUIDO, SÓLO HASTA SEPTIEMBRE

Fecundación In Vitro: qué es y su proceso

La fecundación in vitro (FIV) es un técnica de reproducción asistida que tiene la finalidad de ayudar a las mujeres (tengan o no pareja) a conseguir un embarazo. Este proceso se realiza en todos los centros de fertilidad.

El principal factor para que la FIV tenga éxito, es la edad de la mujer. Tampoco nos podemos olvidar que también influirán otros factores como, la reserva ovárica, el peso, la microbiota o la calidad de los espermatozoides en el éxito de este tratamiento. 

1. Qué es la Fecundación in Vitro

La Fecundación in Vitro (FIV) es un tratamiento de fertilidad en el cual se extraen los óvulos de una mujer (la propia paciente o una donante) a través de una técnica que se llama punción folicular, y después se fertilizan en un laboratorio con el semen del hombre (de la pareja o donante) dando lugar a un embrión. Una vez formados los embriones en cultivo se les hace un seguimiento para estudiar su evolución, y cuando están a punto se transfieren al útero de la paciente para lograr el embarazo.

Según la técnica utilizada para fusionar gametos (óvulos y espermatozoides) y crear embriones, se pueden distinguir los siguientes tipos de FIV: 

1.1. Tipos de FIV

El objetivo de ambos métodos de FIV es el mismo: facilitar la fertilización del óvulo por parte del espermatozoide para producir el embrión. Sin embargo, existen diferencias entre las dos tecnologías.  

1.1.1. FIV Convencional

La FIV (fertilización in vitro clásica) está diseñada para solucionar ciertos problemas de fertilidad, como el bloqueo de las trompas de Falopio y la endometriosis, o situaciones en las que falla la inseminación artificial (IA) entre otras. 

que es la fecundacion in vitro

En la fecundación in vitro clásica, los embriólogos colocan un óvulo y una gota de semen que contiene miles de espermatozoides en la misma placa de laboratorio, con el objetivo de permitir que uno de los espermatozoides penetre en el óvulo sin ayuda. 

1.1.2. FIV ICSI (inyección intracitoplasmática) 

La tecnología ICSI surgió para tratar la infertilidad masculina severa en la que no se puede lograr el embarazo con otras técnicas como la inseminación artificial (IA) o la FIV tradicional. 

fiv proceso

Al realizar la técnica ICSI, el especialista selecciona el espermatozoide de mayor calidad (en cuanto a su movilidad y morfología) y lo introduce en el óvulo con la ayuda de una microjeringa. 

De esta forma, con ICSI se da un paso más hacia la fecundación. Sin embargo, cabe señalar que introducir espermatozoides directamente en un óvulo no asegura que se produzca la fecundación

2. Fecundación in Vitro proceso

A continuación, detallamos los principales pasos de este proceso: 

  • Estimulación ovárica controlada: se administra hormonas a las pacientes para conseguir que los ovarios produzcan más de un ovocito (lo normal es producir un ovocito por mes) apto para la fecundación. Con esto tienes más posibilidades de tener más embriones en la fase de fecundación.  

La estimulación se mantiene entre 10 y 20 días, dependiendo de lo que decida el medico – especialista. Durante este periodo se hacen controles clínicos, como el control ecográfico para comprobar la evolución del desarrollo folicular.  

  • Punción ovárica o folicular: Cuando los folículos ováricos alcanzan un tamaño de unos 18 mm, la paciente recibe una inyección para desencadenar la ovulación. Esta inyección se realiza unas  (36 horas antes de la punción ovárica)

La punción ovárica se realiza por aspiración y suele durar unos 20-30 minutos. Para este proceso es necesario el uso de anestesia para que la paciente no sienta ningún dolor. 

  • Recogida y capacitación del semen: se recolecta una muestra de semen por masturbación (lo más frecuente), succión o biopsia testicular. Una vez obtenido, el esperma sufre una mejora de sus propiedades (capacitación del esperma) para aumentar la probabilidad de fecundación.  
  • Fecundación: en esta etapa se unen el espermatozoide y el óvulo. Este proceso se puede hacer por FIV convencional o ICSI. 
  • Cultivo de embriones: Una vez fecundado el óvulo, el embrión se mantiene en una incubadora biológica para que esté en las mejores condiciones para su crecimiento. En el laboratorio se realiza un seguimiento de los embriones, 6 días como máximo desde la fecundación.  
  • Preparación endometrial: la paciente recibe un tratamiento con progesterona para que su revestimiento endometrial (capa uterina donde se implantan los embriones) tenga las condiciones necesarias para la implantación embrionaria. 
  • Transferencia de embriones: Se seleccionan el mejor o los 2 mejores embriones según su calidad para transferirlos a la paciente. Aunque se recomienda transferir un único embrión para evitar los riesgos asociados a embarazos múltiples, puede que se transfieran 2. Esto siempre dependerá de la edad de la paciente y del criterio del médico – especialista. 
  • Congelación de embriones (vitrificación de embriones): El resto de los embriones de calidad no transferidos se vitrifican para su uso futuro. 
  • Prueba de embarazo: la prueba se realiza a los 12 a 14 días después de la transferencia del embrión. 
fecundacion in vitro proceso

3. Cuánto tiempo dura la Fecundación in Vitro

Normalmente, el proceso dura unos 30 – 40 días dependiendo del método que se haya seguido. 

Hay varias causas de infertilidad que pueden hacer que una pareja o una mujer requieran FIV para quedar embarazada. 

A continuación, describimos las indicaciones más comunes para la FIV. 

  • Factor tubárico (alteraciones en las trompas de Falopio que causan su obstrucción). 
  • Endometriosis. 
  • Baja reserva ovárica. 
  • Edad avanzada de la madre. 
  • Esterilidad masculina: azoospermia, sin motilidad, etc… 
  • Esterilidad sin causa 

Además, la FIV también se recomendará si no ha habido éxito en intentos previos con la inseminación artificial (IA). 

4. Requisitos para realizar una FIV

Si bien la FIV es una técnica muy popular que ayuda a muchos pacientes, lo cierto es que tiene ciertos requisitos.

4.1. Hombre

Para los hombres, los requisitos dependen del tipo de fecundación in vitro realizada. Si la calidad del esperma lo permite, se puede realizar una FIV convencional.  

Si los espermatozoides tienen serios problemas de motilidad, morfología o concentración, se optará por la FIV- ICSI. 

Aun así, hay médicos – especialistas que prefieren realizar la ICSI, aunque se cumplan los requisitos para la FIV tradicional. 

Por otro lado, la ICSI también se utiliza cuando la muestra de semen no proviene de una eyaculación, como una biopsia testicular, porque su calidad suele ser muy baja.  

En caso de azoospermia o ausencia de pareja masculina, también es posible realizar una fecundación in vitro con semen de donante e incluso una fecundación in vitro de doble donante, es decir, una FIV con semen y óvulos donados. 

4.2. Mujer

Para la FIV, la paciente debe de poder dar lugar a óvulos maduros. Además, no debe tener problemas relacionados con el endometrio que afecten a la implantación del embrión.

La paciente tiene una reserva ovárica reducida y no se puede obtener un óvulo maduro, se puede llegar a utilizar un óvulo de donante. 

5. Después de la Fecundación in Vitro

Durante el proceso de estimulación ovárica y después de la transferencia, la paciente puede llevar a cabo actividades diarias. No será necesario No será necesario que la paciente guarde reposo, a menos que haya un riesgo de hiperestimulación ovárica durante el proceso de estimulación ovárica, en donde se puede dar un aumento de los ovarios considerable.

En las primera etapa de la FIV,  deben ponerse inyecciones diariamente, mientras que en la preparación endometrial (de las últimas etapas) debe administrarse progesterona vía vaginal u oral durante unos 14 días después de la transferencia embrionaria.  

Tras el beta positivo (embarazo) el médico puede aconsejar a la paciente que siga tomando progesterona entre 8 y 12 semanas para prevenir el aborto espontáneo. Este tipo de aborto suele venir provocado por niveles bajos de progesterona.  

6. Resultados de la FIV

Las estadísticas de tasas de embarazo cambian de una clínica a otra y estas te las proporcionará cada una de las clínicas. 

Cada cierto tiempo la Sociedad Española de Reproducción asistida, recoge los datos de todas las clínicas y hace sus estadísticas sobre tasas de embarazos según las técnicas utilizadas. En su último informe del año 2019, indica que las tasas de embarazo de FIV son de alrededor del 42%.  

7. Probióticos y la Fecundación in Vitro

La FIV exige grandes cantidades de tiempo, dinero y puede conllevar emociones difíciles de gestionar como la tristeza, la culpa, frustración, etc… El estrés y el tono vital bajo es común en las parejas que le hacen frente a la esterilidad por ello desde Fertypharm queremos ayudarte con FertyVital.  

FertyVital es el primer y único nutracéutico en fertilidad con ingredientes naturales que mejora el tono vital. Diseñado para todas aquellas mujeres que quieren ser madres y mantener un estado positivo y sereno. 

Además existen productos de la gama FertyBiotic pensados para su uso durante las épocas de preconcepción:

  • Fertybiotic Mujer es el primer nutracéutico con probióticos que te ayudará a mejorar la calidad ovocitaria, gracias a su combinación de inositoles, ácido fólico, antioxidantes (melatonina y selenio), vitamina D y todo ello complementado con probióticos. Existen varios estudios que correlacionan el uso de inositoles con una mejora de la calidad de los ovocitos, por eso es importante utilizarlo en concentraciones adecuadas. Además, también es sabido que el daño oxidativo influye en la fertilidad de las mujeres y los antioxidantes pueden reducir este estrés oxidativo.  
  • FertyBiotic Balance es un conjunto de  probióticos que te ayuda a mantener una microbiota ideal. Los últimos estudios concluyen que una microbiota vaginal y endometrial rica en Lactobacillus esta relacionada con una mayor implantación embrionaria

Gama FertyBiotic especializada en la fertilidad masculina: 

  • FertyBiotic Hombre es un nutraceútico que te ayudará a disminuir el estrés oxidativo (afecta gravemente a la fertilidad masculina) gracias a que contiene potentes antioxidantes como DHA o Coenzima Q10. Además, contiene Selenio que contribuye a la normal espermatogénesis y Zinc que contribuye a la fertilidad y reproducción normales. Cuenta con 2 probióticos específicos que ayudan al mantenimiento de una microbiota saludable.  
  • FertyBiotic Restore es un conjunto de probióticos. Según los últimos estudios los microorganismos del semen también influyen en la calidad espermática. Existen estudios en los que se ha visto como el uso de cepas específicas de probióticos pueden contribuir en la mejora de la calidad seminal.

Bibliografía

Medineplus.gov – Fecundación in Vitro

Mayo Clinic – Fecundación in Vitro

Quirón Salud – Fecundación un Vitro

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

También te puede interesar

Inseminación Artificial: qué es y cómo se hace

Los procesos de reproducción asistida pueden parecer similares y a la vez diferentes entre sí. Todos ellos están pensados para …

Principales causas de infertilidad

Principales causas de infertilidad

Son muchas las posibles razones por las que el embarazo natural puede no llegar. Sin embargo, existen una serie de motivos que son más comunes y de los que hablaremos en profundidad en el artículo de hoy.

Technicas

Técnicas de reproducción asistida

La reproducción asistida es la parte de la medicina que ayuda a la procreación cuando ésta no llega de forma natural. Existen principalmente dos técnicas de reproducción asistida: la inseminación artificial y la fecundación in vitro. La diferencia principal entre ambas radica en el grado de asistencia o ayuda que suponen en relación al proceso natural de concebir.

FERTILIDAD FEMENINA:

FERTILIDAD FEMENINA: ¿Qué es y cómo se mide?

La fertilidad es la capacidad de los seres vivos para reproducirse y dar lugar a un nuevo ser. Entendemos que una mujer es fértil o tiene un estado de fertilidad adecuado cuando tiene las aptitudes necesarias para la procreación.