DESCUBRE EL NUEVO FERTYBIOTIC EMBARAZO ß+  AQUÍ

Diabetes Gestacional: qué es y su tratamiento

En este artículo hablaremos de la diabetes gestacional, ya que es un tipo de diabetes leve que se desarrolla en algunas mujeres durante el embarazo. 

Según datos de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), la diabetes gestacional afecta a 1 de cada 10 mujeres durante el embarazo, siendo una de las complicaciones más comunes en esta etapa de la vida. 

La diabetes gestacional puede causar problemas de salud tanto en la madre como en el bebé. 

1. Qué es la Diabetes Gestacional 

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que aparece por primera vez durante el embarazo en mujeres sin historial diabético previo. Puede afectar a las mujeres en más de un embarazo.

Existen 2 tipos de diabetes:  

  • Diabetes de tipo I: se debe a un problema autoninmune. En este tipo de diabetes el páncreas no produce insulina.
  • Diabetes de tipo II: se origina por la resistencia a la insulina por parte de las células del cuerpo. Estas no son capaces de utilizar la insulina para romper la glucosa, por lo que acaba terminando en el sistema sanguíneo.   

La diabetes gestacional se incluye en la diabetes de tipo II y suele aparecer a la mitad del embarazo. Además, es un tipo de diabetes que no suele presentar síntomas. Es por ello que se realiza una prueba para su detección (test de O’Sullivan) entre las 24 y 28 semanas del embarazo.  

En mujeres de alto riesgo, o aquellas que ya han desarrollado diabetes gestacional en embarazos anteriores, puede que le realicen el test en el primer trimestre. La mayoría se controla con una alimentación saludable y ejercicio regular, lo veremos más adelante. 

diabetes gestacional sintomas

2. Diabetes Gestacional Síntomas 

En la mayoría de los casos, las mujeres no tienen síntomas y es a través del test de O’Sullivan cuando averiguan que la están padeciendo. Sin embargo, pueden aparecer algunos de los siguientes síntomas: 

  • Visión borrosa. 
  • Fatiga.
  • Mucha sed.
  • Ganas frecuentes de orinar.
  • Náuseas y vómitos.
  • Pérdida de peso.
  • Infecciones urinarias y candidiasis vaginal.
  • Aumento de peso del bebé (elevado).

La diabetes gestacional se da principalmente en la última etapa del embarazo cuando el bebé ya está formado, por lo que no tiene porqué generar consecuencias graves si se controla desde un principio. 

En aquellas embarazadas que no se controla esta diabetes, sí que puede dar lugar a complicaciones tanto de la madre como del bebé:

2.1 Riesgo para la madre

  • Desprendimiento de la placenta.
  • Parto prematuro o pretérmino.
  • Preeclamsia.
  • Parto por cesárea.
  • Mayor probabilidad de sufrir diabetes mellitus en los años posteriores al embarazo.

2.2 Riesgo para el bebé

Puede generar macrosomía, es decir, un bebé por encima de los 4kg de peso. Esto se debe a la transmisión de altos niveles de glucosa de la madre al bebé a través de la placenta.  

Una vez que ha nacido el bebé, puede sufrir crisis hipoglucémicas (bajos niveles de azúcar en sangre) debido a que la producción de insulina en el bebé es elevada. También puede generar dificultad para respirar. Por lo general tendrá una mayor tendencia a sufrir diabetes y obesidad en la edad adulta. 

3. Diabetes Gestacional Diagnostico 

Es necesario descartar diabetes gestacional en el primer trimestre de embarazo en mujeres con factores de riesgo, como: haber presentado diabetes gestacional en un embarazo anterior, abortos en varias ocasiones, tener antecedentes familiares de diabetes o situaciones que se asocian con resistencia a la insulina (hipertensión, hiperlipemia, obesidad, ovarios poliquísticos).  

En los demás casos, la prueba para descartar diabetes gestacional se realiza entre las semanas 24 y 28 de embarazo.

Actualmente se realiza el test de O’Sullivan para descartar o confirmar la diabetes gestacional. En este test se le da a la embarazada 50 gramos de glucosa y se valora la glucemia (niveles de azúcar en sangre) una hora después.

Si a la hora la glucemia es igual o superior a 140 mg/dl, se considera el test positivo y se deberá realizar un test de sobrecarga oral de glucosa (SOG) para confirmar el diagnostico. 

El test de sobrecarga oral de glucosa, también llamado curva de glucosa, es como un test de O’Sullivan más completo. En este caso la embarazada debe estar en ayunas y la cantidad de glucosa a ingerir es de 100 gramos.  Los análisis de sangre se realizan antes de tomar la glucosa y  1,2 y 3 horas después de su ingesta.

Se confirma la diabetes gestacional si en la analítica hay 2 o más tiempos por encima de los valores que se consideran normales.

4. Diabetes Gestacional Causas

Actualmente no se sabe que es lo que hace que algunas embarazadas desarrollen diabetes gestacional y otras no. Lo que sí se sabe es que el exceso de peso antes del embarazo a menudo suele ser importante. 

La diabetes gestacional no la causa la falta de insulina, como ocurre en otros tipos de diabetes más conocidas. En este caso las hormonas del embarazo crean un bloqueo del funcionamiento de la insulina, lo que hace desarrollar este tipo de diabetes. 

Embarazas con mayor riesgo de padecer diabetes gestacional son las que tienen alguno de estos factores: 

  • Sobrepeso y obesidad.
  • Falta de actividad física.
  • Diabetes gestacional previa o prediabetes.
  • Síndrome de Ovario Poliquístico.
  • Diabetes en un familiar directo.
  • Parto previo de un bebé con un peso de más de 4 kg.

5. Diabetes Gestacional Tratamiento 

El tratamiento para la diabetes gestacional tiene como fin mantener un nivel de glucosa en sangre equivalente al de las embarazadas sin diabetes gestacional, e incluye siempre una dieta saludable y actividad física regular. 

Además, se aconseja controlar los niveles de azúcar en sangre mediante un glucómetro.

De esta manera la propia embarazada es la que puede medir la glucosa en sangre de manera sencilla a través de una punción en la yema del dedo.  

En general, se comienza realizando dicho análisis 3 o 4 veces al día durante algunas semanas. Si los controles presentan valores dentro de la normalidad, será posible bajar la frecuencia o eliminarlos, pero siempre se debe seguir las indicaciones del médico – especialista. 

Aquellas embarazadas que no consigan mantenerse dentro de unos niveles normales de glucosa con el tratamiento dietético y la práctica de ejercicio, necesitarán un tratamiento con insulina. 

6. Diabetes Gestacional Dieta

dieta diabetes gestacional

En el anterior punto mencionábamos que la alimentación saludable es un pilar muy importante en la prevención y tratamiento de la diabetes gestacional. 

Las recomendaciones de alimentación que se suelen dar son las siguientes:

  • Repartir las comidas al largo del día y evitar el ayuno. Intentar realizar unas 6 comidas en intervalos de 3 horas y por la noche no hacer ayuno de más de 8 horas.
  • Consumir alimentos ricos en fibra: verduras, hortalizas, frutas, cereales integrales y legumbres. Todo en las cantidades recomendadas. 
  • Evitar los alimentos con alta cantidad de glucosa, como los refrescos, la miel, el chocolate, las golosinas, etc.
  • Evitar la bollería
  • Utilizar como edulcorante el aspartamo y acesulfame K. No consumir sacarina.
  • Reducir el consumo de sal. 
  • Controlar las cantidades de los alimentos que contienen carbohidratos. 
  • Cocinar al vapor, al horno o a la plancha. Evitar las frituras y los rebozados. 

Con estos hábitos dietéticos embarazada puede mantener los niveles de glucosa en sangre equilibrados durante todo el día. 

También es importante recibir entre 30 y 40 kcal por kg de peso y día, que son el aporte calórico necesario y se permite de esta manera que se gane el peso necesario durante la gestación. 

Acompañar la dieta con ejercicio moderado como caminar diariamente, ayuda a mantener unos niveles adecuados de glucosa en sangre. De todas maneras siempre debe seguir las indicaciones de su médico-especialista. 

8. Cómo prevenir la Diabetes Gestacional

Te podemos dar algunos consejos para prevenir la diabetes gestacional: 

  • Evitar el sobrepeso antes del embarazo. 
  • Mantener una actividad regular 
  • Aumento de peso durante el embarazo de manera gradual 
  • Mantener una flora intestinal sana con la suplementación de probióticos.
  • Control médico durante todo el embarazo

9. Probióticos y la Diabetes Mellitus Gestacional

Varios estudios concluyen que la ingesta de probióticos en una etapa temprana del embarazo reduce el riesgo de padecer diabetes gestacional, ya que tienen efectos beneficiosos en el metabolismo de la glucosa en embarazadas. 

Por este motivo desde Fertypharm hemos diseñado y creado Fertybiotic Embarazo, el primer nutraceútico que aprovecha el uso beneficioso de los probióticos para prevenir la diabetes en las embarazadas. Además, incorpora en su fórmula componentes como: 

  • Hierro para evitar la anemia en la madre. 
  • DHA (omega-3) ayuda al desarrollo del sistema nervioso del bebé. 
  • Yodo ayuda al desarrollo fetal.
  • Zinc contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario.
  • Vitamina C contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario 

Estudios de reciente publicación han demostrado que la suplementación con probióticos y DHA durante el embarazo y la lactancia reduce el riesgo de que el niño desarrolle eccemas o algunas alergias alimentarias.

Como se puede ver FertyBiotic Embarazo ofrece los ingredientes de mayor calidad y los nutrientes ideales para el embarazo y la lactancia, siendo beneficioso tanto para la madre como para el bebé. 

10. ¿Qué ocurre después del parto?

En la mayoría de las mujeres, la diabetes desaparece después del parto. Es conveniente volver a hacer un test de sobrecarga oral de glucosa a las 6-8 semanas después del parto para confirmar que los niveles de glucosa vuelven a ser normales.  

De todas maneras si se ha desarrollado diabetes gestacional existe un mayor riesgo  de desarrollar diabetes gestacional en un segundo embarazo. Por este motivo es importante comunicar al ginecólogo que se ha sufrido diabetes gestacional antes de volver a quedarse embarazada. 

Además también aumenta el riesgo de padecer en los siguientes años diabetes de tipo 2 que no en este caso no desaparecerá. Este riesgo es mayor en los 5 primeros años después del parto. 

Para reducir el riesgo de sufrir diabetes después del parto, se recomienda la lactancia materna para perder peso más fácilmente, seguir con una dieta sana y equilibrada, y hacerse todos los controles de glucosa indicados por el médico. 


Bibliografía

Mayo Clinic

Medineplus

Sociedad Española de Medicina Interna

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

También te puede interesar

Fecundación In Vitro: qué es y su proceso

La fecundación in vitro (FIV) es un técnica de reproducción asistida que tiene la finalidad de ayudar a las mujeres …

Inseminación Artificial: qué es y cómo se hace

Los procesos de reproducción asistida pueden parecer similares y a la vez diferentes entre sí. Todos ellos están pensados para …

Principales causas de infertilidad

Principales causas de infertilidad

Son muchas las posibles razones por las que el embarazo natural puede no llegar. Sin embargo, existen una serie de motivos que son más comunes y de los que hablaremos en profundidad en el artículo de hoy.

Technicas

Técnicas de reproducción asistida

La reproducción asistida es la parte de la medicina que ayuda a la procreación cuando ésta no llega de forma natural. Existen principalmente dos técnicas de reproducción asistida: la inseminación artificial y la fecundación in vitro. La diferencia principal entre ambas radica en el grado de asistencia o ayuda que suponen en relación al proceso natural de concebir.

FERTILIDAD FEMENINA:

FERTILIDAD FEMENINA: ¿Qué es y cómo se mide?

La fertilidad es la capacidad de los seres vivos para reproducirse y dar lugar a un nuevo ser. Entendemos que una mujer es fértil o tiene un estado de fertilidad adecuado cuando tiene las aptitudes necesarias para la procreación.