La inseminación artificial es una técnica de reproducción asistida sencilla que consiste en introducir una muestra de semen en el útero de la mujer a través de una cánula, a la espera de que un espermatozoide sea capaz de fecundar al óvulo y dar lugar al embarazo.

Se trata de una técnica que no requiere quirófano ni anestesia ni tampoco reposo, por lo que la paciente puede seguir su vida habitual.

En este artículo hablaremos de los pasos que se deben seguir para realizar la inseminación artificial así como de los requisitos necesarios para poder lograr la gestación a través de esta técnica.

Inseminación artificial paso a paso

Los pasos que se siguen cuando se realiza una inseminación artificial son los siguientes:

  1. Estimulación ovárica controlada: en tercer día del ciclo menstrual, la mujer inicia la estimulación ovárica controlada. Consiste en inyectarse medicación hormonal a bajas dosis durante un periodo de entre 8 y 12 días durante los cuales deberá acudir a la consulta del doctor para estudiar la evolución del ovario. El objetivo de este tratamiento hormonal es controlar el crecimiento y maduración de uno o dos óvulos y determinar el momento exacto de la ovulación.
  2. Desencadenar la ovulación: cuando en los controles ecográficos el doctor indica que los folículos del ovario donde crecen los óvulos tienen ya un tamaño suficiente como para que dentro haya un óvulo maduro, se da una última inyección que causará la ovulación entre 36 y 40 horas después, momento en el que se procederá a la inseminación propiamente dicha.
  3. Inseminación: entre 36 y 40 horas después del último pinchazo de medicación, se prepara la muestra seminal y se introduce en el útero a través de una cánula. Dicha cánula, donde se encuentra un volumen aproximado de 0.5 ml de esperma, se introduce a través de la vagina, de forma similar al pene en una relación sexual.
  4. Reposo: tras la introducción de los espermatozoides, la mujer permanece en reposo en la propia consulta durante unos 20 minutos. Tras este pequeño descanso, la mujer vuelva a sus rutinas diarias habituales, evitando grandes esfuerzos. Generalmente, se da a la paciente medicación vaginal u oral de progesterona para ayudar al útero a adquirir la consistencia necesaria para la implantación embrionaria.

Como véis, gracias al control de la ovulación y la preparación de la muestra seminal, ayudamos a que óvulo y espermatozoide se encuentren para que tenga lugar la fecundación. Sin embargo, ésta es toda la ayuda que ofrece la inseminación artificial, pues el resto de pasos han de ocurrir del mismo modo que ocurren en la búsqueda natural del embarazo. Por esta razón, muchos entienden la inseminación artificial como una “relación sexual optimizada” cuyas probabilidades de éxito no son muy elevadas debido a que la ayuda “artificial” o externa que se ofrece no es mucha.

Requisitos necesario para lograr el embarazo por IA

Para poder lograr el embarazo mediante una inseminación artificial, se deben cumplir una serie de requisitos:

  1. Permeabilidad de las trompas: al igual que de forma natural, en la inseminación artificial, la unión de óvulo y espermatozoide se produce en las trompas de Falopio, por tanto, es necesario que al menos una de ellas sea permeable, es decir, permita el paso a su través.
  2. Ovulación espontánea: para que el espermatozoide pueda fecundar al óvulo, éste debe salir del ovario. Este proceso se conoce como “ovulación”.
  3. Calidad seminal: la muestra de esperma es depositada en el fondo de la vagina a la espera de que al menos un espermatozoide sea capaz de llegar hasta el óvulo. Por esta razón, la muestra de semen debe tener buena calidad, pues los espermatozoides han de atravesar todo el aparato reproductor femenino hasta llegar a las trompas, donde deberán penetrar el óvulo para que ocurra la fecundación.

Éstos son los requisitos básicos que se necesitan para poder lograr la gestación a través de este proceso. Además, es fundamental que óvulo y espermatozoide tengan los receptores bioquímicos adecuados para que su unión sea efectiva y permita la creación de un embrión viable y evolutivo.

Tipos de inseminación artificial

La inseminación artificial puede realizarse con semen de la pareja o semen de un donante. En función de esto, podemos distinguir entre:

  • Inseminación artificial conyugal u homóloga, cuando se utiliza semen de la pareja, es decir, del futuro papá.
  • Inseminación artificial de donante u heteróloga, cuando la muestra procede de un donante anónimo.

También se distinguen diferentes tipos de IA dependiendo del lugar donde se deposita la muestra espermática:

  • Intratubárica
  • Intracervical
  • Intrauterina
  • Intravaginal
  • Intrafolicular

La inseminación artificial intrauterina (IUI) es la que se aplica actualmente en la gran mayoría de casos, pues es la que mejores resultados ofrece.

Contacto

Fertypharm pone a su disposición este formulario de contacto para poder gestionar sus consultas, sugerencias o peticiones de información de una forma mas rápida y eficiente.

SEDE SOCIAL: EDIFICIO GEMINIS CENTER
Avd. Cortes Valencianas nº39 – 1ª planta
46015 Valencia, Spain

OFICINAS: EDIFICIO SYNERGY
C. Joan XXIII, 10
08950 Esplugues de Llobregat, Barcelona (Spain)

+34 902 884 264
info@fertypharm.com

Nombre*
Apellido*
Teléfono*
Email*
Mensaje

Información protección de datos

Responsable

Fertypharm, S.L.

Finalidad

Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios por correo electrónico.

Derechos

Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos, solicitar la limitación, y la potabilidad contactando con info@fertypharm.com. Puede también interponer una reclamación ante la AEDP. Para más información accede a la Política de Privacidad.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y términos del servicio de Google.

Logo Fertypharm

Recibe las últimas novedades de nuestro blog de fertilidad

¡Te has suscrito correctamente!